• La Asociación de Bares y Restaurantes de Almoradí y otros locales afectados han presentado hoy en el Ayuntamiento un escrito solicitando una reunión con el primer edil


Almudena AlbentosaLa Asociación de Bares y Restaurantes de Almoradí y otros locales con ocupación en la vía pública, han presentado esta mañana un escrito en el Ayuntamiento de la localidad en contra del decreto presentado por alcaldía el pasado mes de enero, en el que se impone las doce de la noche como hora límite para tener abiertas las terrazas de los establecimientos.  La concejal de Ciudadanos (C’s) Almoradí, Almudena Albentosa, ha mantenido una reunión con los afectados para intentar buscar un acuerdo entre el descanso de los vecinos y las molestias que puedan ocasionar las terrazas y la necesidad de los empresarios de desarrollar sus negocios, teniendo en cuenta los días de mayor actividad, la época del año y los eventos que se realicen.

“Existe un malestar general por ese nuevo decreto, ya que no tiene en cuenta ni las licencias que presentan y pagan los locales, ni mucho menos los días de mayor afluencia de gente, si hay fiestas, fines de semana, días festivos, etcétera.”, sostiene la edil. La indignación ha ido en aumento cuando, según los propios afectados, intentaron hablar con el Alcalde para que levantara el decreto durante los dos fines de semana que dura el sendero del tapeo y, al parecer, el primer edil les contestó que “no le daba la gana”. ”Yo misma me puse en contacto con Jaime Pérez hace más de un mes, días antes de las fiestas de Semana Santa y de feria que se iban a celebrar en nuestro pueblo, pero me contestó que ya lo iría viendo”, ha asegurado Albentosa.

En este sentido, Ciudadanos propone al Alcalde que tenga en cuenta los fines de semana y las fiestas o ferias para ampliar el horario y que se aplique el decreto de lunes a jueves. “Hay que llegar a un consenso para que sea compatible el negocio con el descanso de los vecinos”, ha destacado la edil de C’s. “Los propios hosteleros reconocen que los vecinos tienen derecho a descansar y que hay que llegar a un acuerdo, pero también dicen que la ocupación de terrazas les supone un coste muy elevado porque generan empleo y pagan caros impuestos”. Incluso otro propietario le aseguró a la representante de Ciudadanos que “Almoradí es un pueblo que tiene muchas actividades y eventos y que la gente viene de otros pueblos para disfrutar del ocio, lo que permite también el desarrollo de la economía en nuestra localidad”. Desde Ciudadanos se ha pedido coherencia por parte de Alcaldía para que todos puedan convivir con la mayor normalidad posible.