• Balastegui: “Cada borracho salvaje es un lastre para recuperar el turismo de calidad en Benidorm”.


El Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Benidorm ha denunciado que Benidorm se está convirtiendo en el destino  del desmadre, el descontrol y la suciedad, con la playa de Levante como epicentro del turismo salvaje o de borrachera, como ya nos muestran los medios de comunicación nacionales, ante la dejadez del gobierno local. Así lo ha advertido el portavoz adjunto de Cs, Juan Balastegui, quien ha lamentado que “un año después de aprobarse la moción cívica que propuso Ciudadanos contra el Turismo de Borrachera, seguimos sin saber nada de ella, mientras vemos con estupor cómo niños, ancianos, adolescentes, turistas y residentes se topan a diario con escenas sexuales, pornográficas, con gente deambulando desnuda o con vestimentas bochornosas en despedidas de soltero, y con trileros, cuberos y masajistas ilegales como invitados a la fiesta”.

Para Balastegui, además, “la Fundación Turismo, encargada de la promoción de la ciudad, tampoco está haciendo nada para frenar la llegada de este tipo de turistas”. También ha afirmado que “algunos hoteleros han preferido el pan para hoy y hambre para mañana, vendiendo a destajo paquetes para varios días de borrachera, al contrario de otros que ya han tomado medidas”.

El concejal de Cs también ha criticado duramente “a algunos empresarios de los pubs y discotecas que, bajo licencias de cafés, hacen fiestas desde la mañana a la tarde ofreciendo desmadre sin exigir que sus clientes acaten un mínimo de civismo”.

Ante todo esto, desde Ciudadanos han propuesto: incrementar la presencia y el control policial para evitar la inseguridad que ofrece a día de hoy la Playa de Levante; Pedir un informe para ver la viabilidad jurídica de poder cobrar las sanciones impuestas por la Policía Local durante su estancia; realizar campañas en el país de origen de los turistas; y reunirse con los empresarios del sector para pedir su colaboración en la lucha contra el Turismo de Borrachera.

En definitiva, según ha incidido Balastegui, “en mover ficha para corregir lo que ya es una realidad, cada borracho salvaje es un lastre para recuperar el turismo de calidad en Benidorm”.

Por último, el representante de Ciudadanos ha explicado que “si a alguien le quedan dudas sobre lo que está ocurriendo, sólo tiene que pasear de jueves a domingo a cualquier hora del día para comprobarlo, o leer alguno de los más de 20 escritos que han presentado ya las comunidades de propietarios de los edificios de primera línea de la playa de Levante contra este descontrol”.