• Balastegui: “Como denunciamos hace meses el Ayuntamiento debe abonar de golpe el alquiler del local desde 2012: unos 140.000 euros”

El Grupo Municipal Ciudadanos ha exigido responsabilidades ante el cierre de la extensión administrativa de la calle Limones, “remodelada en 2010, y por la que el Ayuntamiento de Benidorm tendrá que abonar, como mínimo, 140.000 euros en concepto de alquileres impagados desde 2012”. Así lo ha anunciado el portavoz adjunto de Ciudadanos, Juan Balastegui, quien ha explicado que “tal y como denunciamos en marzo, además del gasto en obras ahora el Ayuntamiento de Benidorm debe abonar de golpe el alquiler del local que no ha pagado desde 2012, unos 140.000 euros sin incluir posibles intereses”. Balastegui ha recordado que en marzo el Grupo municipal Ciudadanos alertó de que en el Presupuesto de 2016 figuraba una de 30.000 euros sobre el alquiler de un inmueble que no se había pagado. “Mirando los Presupuestos anteriores vimos que también se consignaba esa cantidad, pero que no se pagaba, por lo que averiguamos de qué local se trataba, que era la extensión de la calle Limones y lo denunciamos pidiendo explicaciones sobre la morosidad del Ayuntamiento”.

“Las explicaciones que nos dieron – añade el regidor- es que no tenían nada clara la situación, que el contrato era de 2010, época de Agustín Navarro, y que a partir de 2012 se dejó de pagar al finalizar el contrato, aunque seguían aportado la cantidad en el presupuesto y seguían utilizando el local”.

Balastegui ha explicado tras meses sin noticias sobre por qué se devolvían las facturas utilizándose el inmueble “ahora el Gobierno local dice que no reúne las condiciones técnicas para poder estar abierto, porque al parecer los aseos no cumplen con la altura y por eso lo cierra”. Algo, según apunta, “realmente extraño, porque si no cumple ahora los requisitos técnicos, no debía de cumplirlos tampoco cuando el Ayuntamiento se gastó en 2010 cerca de 200.000 euros en las obras… ¿no advirtió entonces ningún técnico de esta cuestión”.

Ciudadanos advirtió en marzo que la deuda ascendía en 2015 a cerca de 90.000 euros. Actualmente asciende a 140.000 euros. Por todo ello, Ciudadanos reclamará en el próximo pleno aclaraciones sobre este expediente “para poder depurar responsabilidades al respecto”.