• La formación naranja instará también a la Corporación a desechar el requisito lingüístico tal y como pretende el Consell para los empleados de la Generalitat

Alicante, martes, 13 de febrero, 2017. El grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Alicante ha registrado para el próximo pleno ordinario una moción en la que se solicita la redacción de un reglamento con el fin de que “el valenciano, así como las lenguas extranjeras, puntúen de forma proporcionada” para el acceso al empleo público del Consistorio, “y contemplando las singularidades que sean precisas”, tal y como ha puntualizado el concejal Vicente Buades. La iniciativa parte de la reciente polémica en uno de los organismos autónomos del Ayuntamiento, el Patronato de las Escuelas Infantiles, donde Cs denunció una sobrevaloración del “mitjà” y “grau superior” para puestos como el de cocinero o pinche de cocina. “Solo estamos pidiendo lógica y sentido común, y unos mínimos criterios comunes en la oferta de empleo ya que ahora reina un desconcierto absoluto”, ha matizado el edil.

En la moción también se insta a la Corporación a que se comprometa “a no instaurar el llamado requisito lingüístico” para acceder al empleo municipal, una pretensión del Consell para todos los funcionarios de la Generalitat recogida en estos momentos en el anteproyecto de la Ley de la Función Pública. Para Buades, “las imposiciones lingüísticas no llevan a ninguna parte y en general producen el efecto contrario al perseguido, es decir, el rechazo a la lengua vernácula”. Cs ha presentado en el Congreso de los Diputados un proyecto de ley para evitar que el conocimiento de las lenguas cooficiales vernáculas sea un requisito obligatorio para el acceso al empleo público y por eso propone crear una “clausula anti-discriminación”. “El conocimiento del valenciano debe ser un mérito adaptado a las características de cada puesto de trabajo, nunca una traba o impedimento que condicione los criterios de excelencia en el trabajo de las administraciones”, ha puntualizado Buades.