• La concejal Eva María Crisol considera “inaceptables las deficiencias del centro educativo” e insta a la Conselleria y al Ayuntamiento a que intervengan con mejoras y mantenimiento

Elche, Juan Antonio Sempere, y la concejal, Eva María Crisol, han visitado las instalaciones del Colegio Público de Educación Especial Virgen de la Luz para comprobar de primera mano las deficiencias que sufre este centro desde hace años por la falta de mantenimiento e inversión tanto por parte del Ayuntamiento como de la Conselleria de Educación.

“Los alumnos, profesores y personal del centro están en unas instalaciones impropias de un Colegio de Educación Especial. La situación incluso ha obligado a los propios padres sufragar los gastos de equipos y material necesarios para su funcionamiento diario”, ha denunciado Eva María Crisol en rueda de prensa.

Desde hace años, este colegio ilicitano “sufre humedades por todo el edificio, la calefacción es insuficiente debido a la altura de los techos y los cortes de luz son constantes al no tener la potencia necesaria para conectar los equipos de trabajo. Los cables eléctricos también están deteriorados y las paredes se caen a pedazos por la falta de mantenimiento”, ha explicado Crisol.

Los concejales han comprobado que el colegio Virgen de la Luz, que se construyó hace 40 años y está ubicado a unos siete kilómetros del casco urbano, “también sufre las inclemencias del tiempo ya que las ventanas son de madera, no tienen el aislamiento necesario para proteger del frío y el agua se filtra cuando llueve”, han señalado. Tampoco dispone de las mosquiteras necesarias para abastecer todas las ventanas del edificio. Además, el personal acude al trabajo con su propio calefactor para minimizar los cambios bruscos de temperatura.

La parte de los juegos infantiles “tampoco se libra del abandono de Conselleria”, según la concejal. Los niños con determinadas discapacidades se ven obligados a utilizar unas hamacas que están levantadas sobre un suelo rígido y sin protección para posibles caídas. La cocina “no cumple con los requisitos de sanidad y seguridad y el mantenimiento de las zonas ajardinadas sufre la misma desatención, por lo que el estado del colegio es lamentable”, ha concluido Eva Crisol.