• Antonio Manresa recuerda que “el PP se mostró taxativo en un pleno para que las mejoras del servicio corrieran a cargo de la empresa, participada por Enrique Ortiz”

Alicante, 23 de abril de 2018. El grupo municipal de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Alicante estima que “el nuevo alcalde, Luis Barcala, ha iniciado su mandato con mal pie y una flagrante contradicción como es la de querer pagar más por el servicio de limpieza de la ciudad, lo mismo que pretendía el anterior alcalde, Gabriel Echávarri, en alianza con el portavoz de Compromís, el señor Bellido”. Así lo ha manifestado el portavoz adjunto de Cs, Antonio Manresa, recordando al mismo tiempo que “en un pleno el PP se mostró taxativo a la hora de defender que las mejoras del servicio deberían de correr a cargo de la empresa adjudicataria, UTE-Alicante, participada entre otros por Enrique Ortiz”. “Israel Cortés, actual edil de Limpieza, proclamó entonces que si el pliego es insuficiente debe ser la adjudicataria la responsable de incrementarlo sin coste alguno para las arcas públicas, apelando al artículo segundo de las prescripciones técnicas”, ha matizado el edil.

Nuestra sorpresa ha sido mayúscula cuando vemos en todos los medios que el señor Barcala reconoce ahora que el pliego era insuficiente, con una quita de 14 millones. Eso fue en 2013, cuando se aseguró el ‘todo incluido’ y él era concejal del grupo de Gobierno con Sonia Castedo, ¿por qué ha esperado tanto tiempo para admitir poco menos que se produjo una baja temeraria según su punto de vista?”, ha reflexionado el portavoz adjunto de Cs. “El señor Barcala no puede empezar su mandato faltando a la verdad en este asunto, y menos aún en un tema que nos cuesta 37 millones de euros al año; lo que tiene que hacer es una auditoría en toda regla con medios y con absoluta objetividad para que el Ayuntamiento coja las riendas del pliego de la limpieza viaria y residuos”.