• Adolfo Asín denuncia que “este barrio está castigado al olvido con situaciones como una calle cerrada desde hace 3 años y problemas estructurales graves que comprometen la seguridad”

Callosa de Segura, viernes 25 de mayo de 2018. El coordinador de Ciudadanos (Cs) de Callosa de Segura, Adolfo Asín, ha asegurado que la zona sur del municipio “está abandonada por parte del equipo de Gobierno”. Asín ha explicado tras acudir a una reunión con la asociación de vecinos en la que “Ciudadanos ha respaldado las demandas de los callosinos residentes en este área, que durante años están sufriendo graves perjuicios, entre los que destaca el cierre de la calle Salitre que ya se alarga tres años, desde 2015”.

 

Asín también ha destacado que “el Ayuntamiento anuncie a estas alturas que se va a hacer cargo de la obra prevista para este barrio, sacándola a concurso público el mes que viene, cuando lleva tres años de muchas palabras y pocas acciones dejando que la zona se degrade”.

 

El coordinador de Cs ha asegurado que “desde el Tripartito en el Gobierno, conformado por PSOE, IU y Somos Callosa, solo han llegado falsas promesas a los vecinos y su paciencia se está acabando”. Los motivos de este descontento, según Adolfo Asín, han sido “no solo el cierre de la calle Salitre, tampoco se han tomado medidas para solucionar el problema estructural existente en la calle San Bruno que tiene una grieta que recorre el centro de la calle y amenaza con derrumbar las casas. Además, no se ha acometido el acondicionamiento de los solares de la calle Ciudad Jardín, que se han convertido en un nido de ratas, maleza y delincuencia, incrementándose la cifra de hurtos y robos sin ninguna respuesta”.

 

En este sentido, el coordinador se ha comprometido a que “realizar desde Cs un trabajo incansable para defender la legitimidad de los vecinos para vuelvan a sentirse parte activa de Callosa y apoyar a sus residentes en la demanda de sus reivindicaciones”.

 

Adolfo Asín ha advertido que “el tiempo se acaba para los vecinos de la zona sur que viven en un clima de indignación lógica ante una situación insostenible. Siento vergüenza al comprobar que el equipo de Gobierno defiende sus medidas en estos barrios como modélicas”, ha concluido.