El portavoz adjunto de Ciudadanos (Cs) en Benidorm, Juan Balastegui, ha  advertido que “el PP es una máquina de derrochar con un alcalde que acumula muchos años en la política del despilfarro”. Y es que, según ha advertido el edil de Cs, “la cesión a SUMA quiere hacerse por 10 años (cinco más otros cinco de prórroga), lo que acarreará un elevado coste para el Ayuntamiento por un servicio que funcionaba muy bien”.

Según ha explicado Balastegui, “el PP insiste en ceder a SUMA el cobro de las plusvalías tras desmantelar el área de Tesorería que lo gestionaba”. El regidor de Cs ha explicado que “el PP local vuelve a llevar a pleno una moción para ceder este cobro a SUMA, cuando la entidad tiene suspendidas indefinidamente estas liquidaciones en toda la provincia”. “Una circunstancia – ha añadido- que lo único que provocará es que se acumulen muchos más expedientes sin resolver”.

Tal como ha apuntado el regidor, “debemos dotar a Tesorería del personal necesario para un correcto funcionamiento, como reclama su responsable”. Balastegui ha indicado que el informe del tesorero pone de manifiesto la necesidad de contar con “un administrativo cuya plaza está creada, para tramitar en un año 600 expedientes pendientes, otro de administrativo de apoyo que acaba de incorporarse con el plan de empleo, un técnico de Administración General, que el PP trasladó en 2015 a Movilidad, y un técnico para valorar inmuebles, cometido que puede encargarse a una empresa externa como se ha contratado para las tasaciones de los inmuebles municipales que a priori serán subastados para no generar más gasto”.

Por último, Balastegui ha recordado que “el PP tampoco no ha querido negociar con SUMA una rebaja en el porcentaje que se lleva del Ayuntamiento de Benidorm por el cobro de más de 60 millones de euros de otros tributos”. Por todo ello ha incidido en que “de llevarse a cabo la nueva cesión este gobierno hará el ridículo demostrando su mala gestión”.