• La diputada de Ciudadanos mantiene que “hemos ido para atrás con estos Presupuestos Generales en materia de infraestructuras”

Alicante, martes 15 de enero de 2019.  La diputada de Ciudadanos (Cs), Marta Martín, ha señalado que “es indignante que el PSOE vuelva a dejar sin fondos dos de las obras ferroviarias clave para el desarrollo de la provincia de Alicante que llevamos décadas esperando: la conexión con uno de los aeropuertos más transitados, para la que solo hay 50.000 euros, y la línea costera, con unos exiguos 130.000 euros. Estos Presupuestos Generales (PGE) pasarán a la historia, si es que se aprueban, por estar entre los más miserables con Alicante”.

La diputada ha lamentado que “hemos ido para atrás con estos PGE, con solo 128.000 euros para todas las líneas de trenes de cercanías de la provincia. Tampoco se ha apostado por dar una consignación suficiente para ampliar la A-7, pese a la necesidad que existe por la alta densidad de tráfico”.

Respecto a la inversión territorializada, Martín ha defendido que “lo importante es la financiación de infraestructuras clave, no tanto como la ratio por habitante. Pero el ejecutivo socialista de Pedro Sánchez no ha acertado ni en lo primero ni en lo segundo, a pesar de que se les llenaba la boca cuando estaban en la oposición defendiendo la importancia de aplicar el ratio por habitante”.

Marta Martín ha anunciado que “en Cs seguiremos reivindicando desde todas las instituciones donde estamos representados más inversiones para infraestructuras necesarias a las que se les dé prioridad en función de criterios técnicos objetivos”.

Desde Ciudadanos se ha mantenido que “lo más nuevo de los PGE es que ratifican un agujero de 10.000 millones de euros y que nos van a freír a impuestos para financiarlo”. La diputada Marta Martín ha lamentado además que “Sánchez se haya vendido a los nacionalistas. Se cree que es un rey mago que reparte dinero a las peticiones de sus amigos. Pero lo más grave de todo es que se sigan negando a reformar la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas, que es lo que realmente está perjudicando a los alicantinos. Otra promesa más incumplida”.