Cs considera que “los titubeos de Ximo Puig para forzar su dimisión ya no tienen ningún sentido puesto que quien calla otorga”